Katillotxu desde Bermeo

Nuestro camino parte del mismo centro de Bermeo, desde la plaza que se encuentra detrás del Nestor Basterretxea Aretoa. Aquí podemos encontrar carteles que nos indican las direcciones de la GR- 123, que será la que nos lleve hasta la cima de esta no demasiado alta, pero atractiva cima que separa Bermeo de Mundaka.

Salimos pues del parque para coger la calle que sale de Bermeo dirección a Mundaka. Enseguida doblamos a la derecha por la calle Kurtzio, donde encontramos una pequeña iglesia abandonada. Seguimos sin perdida por esta calle hasta la estrada que sale del barrio, junto a un pequeño riachuelo. Al entrar en la calle, en frente de la citada iglesia encontramos marcas de la GR. Una vez en la estrada, continuamos por el camino asfaltado dejando las últimas casas de Bermeo atrás.

Tras un pequeño paseo en ligero ascenso por este camino, llegamos al final de la estrada, donde el asfalto se convierte en una pista empedrada que comienza a subir con una mayor pendiente entre árboles. No pasará mucho tiempo hasta que al abandonar los árboles, el camino cruce una campa para llegar al barrio bermeano de Demiku. Aquí el camino entra entre dos casas, para llegar a un cruce marcado con carteles de GR. Aquí ya podemos tomar directamente camino a Katillotxu.

En Demiku hemos recuperado el camino de asfalto para comenzar a ascender de nuevo hasta un nuevo cruce junto a una especie de deposito de aguas. Aquí encontramos una pequeña fuente y dos pistas empedradas, una que baja hacia Sukarrieta y otra que nos marca la subida a Katillotxu.

Finalmente esta pista asciende de forma fuerte al principio, para posteriormente crestear de forma suave hasta la cima de Katillotxu, donde podemos encontrar además del punto geodésico y del buzón puesto por el Baskonia MT, un recinto, cercado mediante una valla de madera,  donde encontramos los restos de un trikuharri. Vemos como la GR continua atravesando el recinto, en dirección al Sollube.