Txolope desde Orduña

Prácticamente todo el camino es el mismo que el que comentamos para subir al Txarlazo, por lo tanto utilizaremos las mismas indicaciones que en aquel caso, hasta llegar al portillo que encontramos en lo alto de la Sierra Sálvada. El camino comienza junto a la estación de Orduña. Nos dirigimos por la calle de la vía antigua, en dirección al centro del pueblo, para desviarnos a mano derecha hacia el Paseo de la Antigua. Este camino cruza por un puente la vías del tren para llegar al barrio de la Antigua.

Una vez en el barrio, seguimos la carretera que nos lleva hasta el santuario de la Antigua. Aquí encontramos una pequeña fuente, donde podemos rellenar nuestras cantimploras. Dejando atrás el santuario, dejamos también la carretera para coger un camino cementado que comienza a ascender dejando las últimas casas de Orduña a nuestra derecha. Un poco más arriba cruzamos la carretera para seguir por el camino cementado en suave ascenso.

Continuamos por el camino de cemento dejando a mano izquierda un pequeño merendero, hasta llegar a un portillo puesto para evitar el paso del ganado. En este punto el camino deja de ser cementado para coger una pista de tierra.

A partir de aquí no tenemos demasiado problema. Seguiremos las pistas de la GR, que nos conducirán hasta la cima del Txarlazo. Dejamos por el camino varias desviaciones a los lados, para seguir ascendiendo entre árboles, por un paraje muy confortable en verano, ya que subiremos cubiertos todo el camino y precioso en otoño, ya que el camino se llena de hojas de una manera impresionante.

Enseguida entre árboles la pista comienza a ascender por la ladera del monte, en grandes zigzags. Aquí ya no tenemos pérdida posible, si no nos desviamos del camino principal, una pista grande que no deja lugar a dudas.

Antes de llegar a la cresta, encontramos varias mesas donde poder hacer un alto en el camino, pero nuestro destino es la pequeña fuente que encontramos a pocas curvas del portillo de la cresta. La fuente  de Goldetxo es agua potable de un manantial de la zona, es más dispone de un par de katilus para que los mendizales puedan disfrutar de un agua buenísima.

A partir de aquí vamos notando un cambio en el paisaje, vemos como la pista de tierra y los árboles van dando paso a rocas grandes, hasta llegar a un pequeño pasillo de roca, que nos da acceso al portillo. Una vez pasado este salimos a descubierto, junto a las ruinas de una pequeña venta, en el cruce donde podemos tomar camino a Txolope o Txarlazo.

Esta vez, dejando a nuestra izquierda la virgen de la Peña, giramos a mano derecha y comenzamos un fuerte ascenso por la pelada loma del Txolope. Durante esta subida, muy corta, pero intensa seguimos prácticamente campo a través, para llegar a lo alto y continuar siguiente senderos, paralelos al barranco, hasta encontrar el buzón de Txolope a mano derecha.