¿Te acuerdas cuando… fuimos solidarixs?

– ¡Ven, ven! Hay una palabra que no sé leer, solidhfjfgvk. ¡Jo! Es que me atasco.
– ¡Ah! Es solidaridad, SO-LI-DA-RI-DAD.
– Y…eso, ¿qué es?
– ¿Te acuerdas cuando mandamos ropa para los niños que sufrieron el terremoto de Chile? Eso es ser solidario.
– Ah, vale.
– O ¿cuándo enviamos arroz después del tsunami de Sumatra?
– Mmm
– Entonces, ¿ya sabes qué es solidaridad?
– ¡Ah, sí! Es como cuando van a venir los reyes y nos tenemos que portar bien, pero una vez que traen los regalos volvemos a portarnos mal.
– E…m…a…bueno…mmm…
¿Podría ser esta una escena de nuestra vida cotidiana? Muchas veces actuamos solidariamente sólo en determinados momentos (catástrofes naturales, guerras…), pero ¿realmente es suficiente actuar en momentos puntuales¿ ¿Sirve de algo? o por el contrario ¿podemos ser más consecuentes con la realidad del mundo y tener una actitud cooperativa y comprometida durante todo el año?
No queremos hablar de datos estadísticos ni de cifras inalcanzables, pues bien es sabido por todxs que para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio no vamos por buen camino. Queda muy poco para 2015 y apenas se ven resultados. Simplemente creemos que hemos de desarrollar la capacidad de captar las necesidades de las personas de cerca y de lejos, y saber responder ante ellas. Todxs conocemos mil y un formas de colaborar de manera sencilla, ¿a qué estamos esperando?
La apuesta está hecha, ahora solo falta nuestra actuación. En nuestras manos está construir un mundo más habitable para todos.

Vive sencillamente para que otros puedan sencillamente vivir. (Mahatma Gandhi)

MESA DE PAIS EEN – SCN